Alemania acelera el debate para reintroducir el servicio militar obligatorio | Internacional

El rearme militar de Alemania, además de un desembolso importante, implica también solucionar un problema acuciante: el déficit de soldados en el ejército. Por ello, el ministro de Defensa, Boris Pistorius, lleva tiempo analizando posibles modelos de servicio militar obligatorio. Ahora, cada vez más voces, tanto desde el Partido Socialdemócrata (SPD) como de los conservadores CDU/CSU, preparan el terreno para la que ya parece una probable reactivación de la mili.

Pistorius quiere corregir el hecho de que Alemania abandonara el servicio militar obligatorio en 2011 y durante su visita a Estados Unidos esta semana recordó que “los tiempos han cambiado”. En su opinión, haberlo suspendido hace años fue “un error”. “Estoy convencido de que Alemania necesita una forma de servicio militar obligatorio”, declaró durante un discurso pronunciado en la Universidad Johns Hopkins. Para el político socialdemócrata se trata de algo necesario para “garantizar la estabilidad militar” en un momento en el que la guerra en Ucrania amenaza la seguridad de Europa.

El ejército alemán, con sus 180.000 soldados, se ha quedado pequeño. Es una realidad de la que lleva tiempo alertando el Gobierno. La reciente reestructuración del ejército para que esté “preparado para la guerra” también implica aumentar los efectivos. El Ejecutivo ha calculado como objetivo una cifra de al menos 203.000 soldados para garantizar una plena disponibilidad defensiva. A esto se suma el hecho de que se necesitan 20.000 nuevos soldados al año solo para compensar a los que abandonan el servicio. Los planes puestos en marcha en el pasado para lograr llegar hasta los previstos 203.000 militares fueron infructuosos y, además, no hay suficientes reservistas para emergencias.

Con estas cifras, el ministro de Defensa emprendió una gira por diversos países para analizar sobre el terreno diferentes modalidades de servicio militar como, por ejemplo, la que existe en Suecia. Allí, todos los hombres y mujeres tienen que rellenar un cuestionario al cumplir los 18 años, que incluye información sobre su forma física, y declarar si estarían dispuestos a hacer el servicio militar voluntario. A continuación, se contacta con las personas más aptas y se les pide que participen en un reclutamiento, ya que cada año solo se puede formar a un determinado porcentaje. Sin embargo, si no hay suficientes voluntarios, también puede haber reclutamiento obligatorio. Este modelo es el que suena con más fuerza en Alemania.

Se espera que la opción de Pistorius se dé a conocer próximamente. Su portavoz subrayó este miércoles que el ministro presentará la propuesta este trimestre, es decir, como tarde en junio. A continuación se debatirá en el Ejecutivo alemán ―encabezado por los socialdemócratas, con verdes y liberales―, y posteriormente en el Parlamento. “Es importante que tengamos un ejército que sea eficaz y pueda cumplir sus tareas. En las próximas semanas y meses se debatirá cómo puede garantizarse esto exactamente ahora y en el futuro”, explicó, por su parte, el portavoz del canciller Olaf Scholz, Steffen Hebestreit. La obligación podría aplicarse entonces a unos 600.000 alemanes que alcanzan la mayoría de edad cada año.

De momento, la Unión Cristianodemócrata (CDU) votó esta semana en su congreso federal a favor de introducir gradualmente un año de servicio obligatorio para todos, ya sea en el ejército alemán, en labores sociales o, por ejemplo, en la lucha contra catástrofes o con los paramédicos. La propuesta de los conservadores consiste en que un grupo de expertos del ejército determine cuántos efectivos se necesitan cada año. Solo se llamaría a filas a los que fueran necesarios en ese momento.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El portavoz de política de defensa del grupo parlamentario de la CDU/CSU en el Parlamento alemán, Florian Hahn, pidió al ministro de Defensa que presente rápidamente planes para la reintroducción gradual del servicio militar obligatorio. Si bien la propuesta de los conservadores iría en línea con la de Pistorius, las conversaciones aún no están en marcha, como señaló el ministro de Defensa. El modelo que presentará a debate “es similar”. “Me gustaría explicar públicamente más detalles cuando haya hablado con mis socios de coalición y los socios de los grupos parlamentarios”, declaró Pistorius sobre algo que, en su opinión, debería ocurrir “en breve”.

El coste del servicio militar

Además de los conservadores, el líder del SPD, Lars Klingbeil, se mostró esta semana abierto a un debate sobre el servicio social o militar para los jóvenes. “Todo ciudadano joven debería tener que enfrentarse a la cuestión de si puede imaginarse sirviendo al país”, declaró al periódico Rheinische Post. “Podría ser en el ejército o en el sector social o cultural. Deberíamos volver a eso”. Sin embargo, rechazó una vuelta al “antiguo servicio militar obligatorio”.

El Parlamento alemán suspendió la mili en 2011, después de 55 años. Sin embargo, su fundamento jurídico en la Constitución se mantuvo. Según la legislación vigente, el servicio militar obligatorio se puede reanudar en caso de un aumento de las tensiones y de la necesidad de defenderse. Ahora bien, reactivarlo conlleva un coste que hay que incluir en la partida presupuestaria en un año en el que la debilidad de la economía alemana no deja mucho margen de maniobra.

Con el llamado fondo especial para el ejército de 100.000 millones de euros casi en las últimas, Pistorius reclama ya un incremento significativo en el presupuesto regular de Defensa para el próximo año. Para contar con el dinero necesario para sus planes, quiere que el gasto en defensa y protección civil se excluya del freno de la deuda fijado en la Constitución. A su modo de ver, sin seguridad, de poco vale un presupuesto nacional equilibrado, afirmó esta semana.

La respuesta del ministro de Finanzas, el liberal Christian Lindner, no tardó en llegar. “Desgraciadamente, Pistorius solo señala la opción de crear seguridad mediante deuda. A los ciudadanos se les imponen cada vez más cargas permanentes de intereses”, dijo el líder del Partido Liberal (FDP). “La mejor manera es reasignar dinero en nuestro gran presupuesto estatal y poner en marcha la economía”, agregó sobre un debate presupuestario que volverá a tensar el Gobierno de coalición.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

You may also like...