Al menos 16 muertos en Chernihiv tras un ataque ruso con misiles | Internacional

Al menos 16 personas han muerto y otras 61 han resultado heridas en la ciudad de Chernihiv, en el norte de Ucrania, en un ataque ruso a plena luz del día con tres misiles Iskander, según el último balance ofrecido por las autoridades locales. El impacto de los misiles ha provocado daños en al menos 16 viviendas, según el jefe de la Administración Militar de la ciudad, Oleksandr Lomako. Es el ataque contra civiles más mortífero registrado en Ucrania en varias semanas.

Tres explosiones se sucedieron en pocos minutos en una zona muy transitada de la ciudad poco después de las 9.00, hora local (una hora menos en la España peninsular), alcanzando al menos cuatro edificios de varios pisos, un hospital, un centro educativo y decenas de automóviles privados, según Lomako. “Desafortunadamente, Rusia continúa participando en actividades terroristas contra los civiles y la infraestructura civil, como lo confirma una vez más este ataque a Chernihiv”, ha dicho a la televisión ucrania.

El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, también ha calificado de “terrorista” el ataque y ha reclamado a sus socios occidentales que envíen más sistemas de defensa antiaérea para que Ucrania pueda proteger a su población de golpes como este. “Esto no sucedería si Ucrania recibiera suficientes medios de defensa antiaérea, y tampoco si el mundo tuviera la suficiente determinación para hacer frente al terror ruso”, ha declarado en las redes sociales.

El director del hospital regional de Chernihiv ha señalado que al menos 18 personas heridas en el ataque estaban siendo atendidas allí y ha instado a los residentes a donar sangre. Vídeos obtenidos por la agencia Reuters mostraban llamas y columnas de humo negro elevándose sobre la ciudad histórica, que se encuentra a unos 150 kilómetros de Kiev. La gente ha salido corriendo de un autobús para cubrirse de las explosiones. Los servicios de emergencia y médicos acudieron rápidamente al lugar del ataque, han afirmado las autoridades. Entre los heridos se encuentran al menos tres menores.

Los trabajos de búsqueda y rescate continúan, por lo que el número de víctimas podría aumentar. Chernihiv está situada cerca de la frontera con Bielorrusia y antes de la guerra tenía cerca de 300.000 habitantes. Chernihiv fue una de las ciudades ucranias más asediadas al inicio de la invasión rusa, en febrero de 2022. Nunca llegaron a tomarla, pero la bombardearon con misiles y proyectiles de mortero, la rodearon a partir del 10 de marzo y prácticamente la incomunicaron al destruir el puente sobre el río Desna que la conecta con Kiev y que se empleaba para evacuar civiles e introducir ayuda humanitaria. Los rusos se retiraron de la provincia de Chernihiv a principios de abril de 2022.

En las últimas semanas, Rusia ha intensificado sus ataques contra ciudades ucranias, apuntando al sector energético del país y otras infraestructuras críticas. Andrii Yermak, jefe de la oficina de Zelenski, reiteró el miércoles la reclamación de más sistemas de defensa antiaérea para Kiev. El ministro de Asuntos Exteriores, Dmitro Kuleba, agradeció a Alemania por proporcionar una batería Patriot adicional e instó a otros socios a hacer lo mismo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

You may also like...